Skip to:

6 consejos para proteger la piel de tu bebé del sol

Piel verano bebé

Ahora que se acerca el buen tiempo, también empezamos a temer por los efectos que los rayos solares puedan tener en la piel de nuestros pequeños príncipes. Si siempre oímos nombrar cuán precavidos tenemos que ser con las pieles adultas por los riegos de exponernos a los rayos ultravioletas, en el caso de la piel extra sensible de los niños pequeños tenemos que estar especialmente alerta. 
 
A continuación te proponemos varios consejos para proteger la piel de tu bebé como merece.
 
1. Evita exponer al sol a tu bebé si tiene menos de 6 meses. Su piel todavía no produce la cantidad necesaria de melanina para poder autoprotegerse del sol. 
 
2. Utiliza siempre protección solar. Las cremas solares específicas para niños suelen proteger de rayos UVA, UVB e infrarrojos. Consulta a tu pediatra o dermatólogo qué factor de protección es el más adecuado para el tono y sensibilidad de la piel de tu bebé. 
 
3. Aplica la crema media hora antes del inicio a la exposición solar. Vuelve a aplicar la crema a conciencia como mínimo cada dos horas y después de cada baño. No olvides las zonas que se pasan por alto como empeines, planta de los pies, orejas, cuero cabelludo y nuca.  
 
4. Protección extra. Evita la exposición directa cubriendo a tu bebé con gorras o sombreros y camisetas de materiales ligeros como el algodón o el lino. Pueden llegar a bloquear una gran cantidad de rayos UVB que recibe su piel. 
 
5. Reduce las horas de exposición al sol y, sobre todo, evita las horas más nocivas, entre las 11 de la mañana y 4 de la tarde, ya no sólo por los rayos ultravioletas sino por la posibilidad de que tu bebé sufra un golpe de calor.
 
6. En la playa, pero también en la montaña. En la playa solemos estar más concienciados de la exposición al sol, pero un paseo por la montaña puede ser igual de arriesgado para la piel de tu bebé, así que protégela con el mismo cuidado.
 
 

Añadir nuevo comentario