Skip to:

Cómo actuar cuando llega un nuevo bebé

hermanito

El nacimiento de un hermanito o hermanita para un hijo que ha sido el único durante un tiempo puede llegar a ser problemático. Los celos son muy habituales pero para que haya un buen ambiente en la casa, hay que mantenerlos dentro de unos límites.
 
Durante el embarazo, no hay manera correcta o incorrecta de afrontarlo. Lo más sencillo es guiarse por las preguntas de nuestro hijo... él mismo nos indicará qué quiere saber. Hay ciertas acciones que le pueden hacer entender mejor que va a venir un nuevo bebé como ver fotos de cuando él nació, leer libros sobre bebés juntos, visitar a amigos o familiares que tengan bebé o niños más pequeños que ellos o pensar en posibles nombres.
 
La situación para el pequeño cambia mucho: ya no es el centro de atención, sus padres le dedican menos horas, la familia solo tiene miradas para el recién llegado… Hay que tomar una serie de medidas para hacer que lleve mejor el periodo de adaptación. Os damos algunos consejos:
 

  • Intenta dedicarle algunos momentos en exclusiva, en los que él siga siendo el centro de atención.
  • Hazle entender que el bebé forma parte de la familia y no se va a ir.
  • Permítele que se habitúe a él físicamente, que le acaricie y le mire contigo. Si alguna vez se excede en achuchones, en lugar de reñirle haz que te ayude a consolar al pequeño y sienta su rol de hermano mayor que le cuida.
  • Involúcrale en los cuidados al nuevo miembro de la familia en la medida que pueda según su edad. Le hará sentirse importante e útil y hará que desarrolle el apego hacia el pequeño.
  • Algunos niños, si son pequeños todavía, intentarán volver a etapas anteriores, como dormir con los padres o pedir el chupete. Permíteselo, sólo está intentando ser bebé como su nuevo hermanito. Pronto se dará cuenta de que eso ya no le satisface como antes y lo volverá a dejar.

Añadir nuevo comentario