Skip to:

Cómo y cuándo decir adiós al pañal

quitar pañal

Uno de los momentos que se pueden hacer más cuesta arriba es la decisión de quitar el pañal a nuestro bebé. Aunque estemos deseando dejar de cambiar pañales, el proceso de adaptación puede ser difícil.
 
Primero de todo hay que tener en cuenta que no hay una edad fija en la que cambiar el hábito: hay que tener en cuenta que el niño debe estar preparado para ello. En general, los bebés consiguen el control diurno entre los dos y los tres años y el nocturno entre los tres y los cinco años. En todo caso es un proceso de maduración que no debemos imponer.
 
A continuación os damos algunos consejos para ir consiguiendo poco a poco que vuestro bebé sea capaz de ir al baño solo:

  • Empieza por quitarle el pañal durante unas horas, a ver cómo reacciona. Procura tener el orinal cerca.
  • Ayúdale a habituarse a ir al váter acompañándolo, o estableciendo una rutina de sentarlo cada dos horas en el váter.
  • Ten mucha mucha paciencia. Hasta que consigas que te avise cuando tenga ganas seguro que muchas veces no llega a avisarte a tiempo. Así que no le regañes y entiende que es parte de su aprendizaje.
  • Haz que sea fácil para él: colócale un banquito para que pueda subir o ponle un váter pequeñito a su medida. Vestirle con ropa cómoda y fácil de desabrochar también le evitará muchos disgustos.
  • Felicítale cuando consiga objetivos, por ejemplo, si se empieza a acostumbrar a avisarte de que tiene ganas de ir al baño o si consigue sentarse él solito y limpiarse bien.
  • No tengas miedo a rectificar: quizás no era el momento adecuado para el bebé y es mejor volver a ponerle el pañal e intentarlo más adelante.

Añadir nuevo comentario