Skip to:

Colaborar en las tareas del hogar desde pequeños

tareas hijos

Las tareas del hogar son un engorro para todos, los papás y los niños, y pueden ser motivo de conflicto. Por eso, deben acostumbrar a los niños a que las tareas son responsabilidad de todos. Es importante hacer ver a los niños de la casa que la familia al completo debe trabajar en equipo. Si los niños aportan su granito de arena, no solo conseguirás descargar algo de trabajo, sino que le inculcarás el sentido de la responsabilidad y contribuirá a su desarrollo social. De hecho, a los niños pequeños, hasta los cuatro años, les encanta ayudar en las tareas porque intentan imitar todo lo que hacen sus padres y hermanos. A medida que se van haciendo mayores, es cuando empieza a costarles más.
 
Naturalmente, los niños pequeños no pueden realizar todas las tareas y hay que saber qué podemos pedirles. Si les asignamos tareas demasiado difíciles, solo conseguiremos que se frustren y vean las tareas como algo tedioso. Podemos empezar por hacer que se responsabilicen de su aseo personal como vestirse solos o cepillarse los dientes. Poco a poco, se les puede ir asignando más tareas, de las más sencillas a las más complejas a medida que crezcan. A los 3 años, pueden empezar a recoger los juguetes o colocar la ropa sucia en el cesto adecuado. Más adelante, pueden empezar a doblar ropa limpia como toallas o paños de cocina o a poner algunas cosas de la mesa como las servilletas.
 
Es importante que a la hora de asignar tareas seas concreta y no abrumes demasiado a tu hijo. Da instrucciones claras y sencillas que pueda entender, y haz que haga las tareas de una en una. Si refuerzas positivamente su esfuerzo, la próxima vez que tenga que hacerlo se sentirá más confiado y él mismo intentará hacerlo mejor.

Categories: 

Añadir nuevo comentario