Skip to:

Los cuidados del pecho después del parto

problemas lactancia

Muchas mamás se documentan sobre qué va a pasar con su cuerpo durante el embarazo y el parto, pero no tanto justo después de este. Los problemas al inicio de la lactancia son muy comunes aunque la mayoría suelen ser pequeñas contrariedades de fácil solución.
 
Tras el parto el aumento del pecho será uno de los cambios más aparentes en el cuerpo de la recién mamá. Este puede llevar consigo algún que otro problema, como la mastitis, las grietas o las estrías. Os damos algunas recomendaciones para el cuidado de las mamas.
 

  • Grietas en el pezón: la mayoría las sufre por una mala colocación del bebé. Procura que la cabeza del bebé esté enfrente del pecho y que su boca abarque la mayor parte de la areola. Cuando el bebé acabe de mamar, extiende los restos de leche y saliva por el pezón y déjalo secar al aire.
  • Buena higiene: últimamente no se recomienda lavar el pecho antes de la toma, puesto que la higiene diaria ya reseca suficiente el pezón. Intenta utilizar un jabón de glicerina con ingredientes 100% naturales. Evita las pomadas salvo en casos indicados por tu médico.
  • Congestión mamaria: es normal entre el tercer y quinto día tras el parto, ya que es cuando la producción de leche aumenta. Intenta dar de mamar con más frecuencia al bebé. Para calmar el dolor, puedes aplicar calor húmedo antes de la toma o masajes.
  • Mastitis: este problema es más grave ya que se trata de una infección de los conductos mamarios. Los síntomas son rojeces y calor en el pecho, dolor e incluso fiebre. Su tratamiento puede hacer que mejores en apenas 24 horas, pero es necesario aplicarlo rápidamente y consultarlo con un médico.

Añadir nuevo comentario