Skip to:

El primer día de guardería del bebé

primer dia de guarderia

Tanto para el bebé como para los padres, iniciar una nueva etapa en la guardería es un momento de tránsito que a veces puede parecer una montaña. Desde Pequeños Príncipes, os damos algunos consejos para que toda la familia lo llevéis lo mejor posible y aprovechéis sus ventajas.
Hay que evitar el sentimiento de culpa en los padres, ya que el bebé puede percibir la tranquilidad o la inquietud de sus padres e influirá en su reacción al separarse de ellos. Por motivos laborales o personales es muy frecuente que los padres necesiten una guardería para cuidar de su pequeños y, además, puede aportar muchos beneficios al desarrollo del bebé.
Conviene dejar de lado el dramatismo el primer día, y adoptar una serie de comportamientos para hacer el cambio más sencillo.

  • Es mejor si puedes hacer que la entrada en la guardería sea gradual: unas pocas horas al día las primeras semanas e ir aumentando la cantidad progresivamente, si puede ser cada día a horas diferentes. Incluso si antes de la guardería empiezas a acostumbrar al bebé a pasar ratos sin sus padres, por ejemplo, unas horas con los abuelos, será más natural el proceso de separación.
  • En el momento de la despedida a las puertas de la guardería hay que evitar irse a escondidas del bebé en un momento de despiste. Cuando se de cuenta el niño puede pensar que se le ha abandonado y al día siguiente sentirá ese temor. Es mejor comunicar al niño que vas a marcharte de una manera breve y evitar sucumbir a pataletas.
  • Puede funcionar para un bebé llevar consigo algún objeto familiar, que identifique con su casa, como un biberón, un juguete o un chupete. Estos le ayudarán a sentirse seguro en un ambiente nuevo para él.

Esta nueva etapa puede contribuir en su desarrollo mental y físico a través de las muchas actividades que se les brindan y también a su desarrollo social, sobre todo en el caso de hijos únicos que han tenido poco contacto con niños de su edad.

Añadir nuevo comentario