Skip to:

Cómo limpiar la piel de tu bebé

Cómo limpiar la piel del tu bebé

¿Quién puede resistirse a la piel de un bebé? Es tan suave y tersa… La piel de los recién nacidos es mucho más fina que la de los adultos y eso es lo que la hace tan apetecible, pero también más sensible y frágil. Desde Pequeños Príncipes te damos varios trucos para cuidar la piel de tu bebé como se merece.
 
Baña a tu bebé diariamente con agua templada. Utiliza un jabón indicado especialmente para pieles de bebés, ya que otros productos pueden resecar o irritar la piel. Son especialmente indicados los jabones hechos con productos naturales, como el Champú y gel de Pequeños Príncipes, con aloe vera, extracto de avena, aceite de coco, aceite de manzanilla y aceite de jojoba. A parte de limpiar la piel de tu bebé, dejará un aroma fantástico en su piel.
Aplica el jabón con tus manos, en lugar de utilizar esponjas, y ves masajeando su cuerpo: el cuello, los brazos, las manos, la cintura, las piernas y los pies. Puedes utilizar el mismo jabón para lavar su pelo.
 
El jabón es muy suave y fácil de retirar. Cuando acabes, recuerda secar bien su piel con una toalla, prestando atención a los pliegues de brazos y piernas, para evitar que el exceso de humedad pueda irritar su piel.
 
La zona del pañal es especialmente frágil. Hay que cambiar los pañales con frecuencia y limpiar la zona con agua y jabón.
 
Para zonas sensibles, puedes limpiarlas fuera de la bañera. Con una toalla suave humedecida, limpia su cara: la boca, nariz, detrás de las orejas o en el cuello.
 
Y así, ¡a hacer que nuestros pequeños príncipes disfruten de su baño al máximo!

Añadir nuevo comentario