Skip to:

Cómo pintar la habitación para tu bebé

Pintar habitación bebé

Uno de nuestros aliados en la decoración de la habitación de tu pequeño príncipe o princesa será el color. Cambiar el tono de las paredes de una habitación nos dará la sensación de estar en un lugar completamente nuevo y sin gastarnos una fortuna. A continuación recogemos una lista de consejos para escoger el color que mejor se ajuste a nuestros hogares.
 
¡Ponle color!
Nuestro primer consejo es: ¡Pon color en la vida de tus hijos! Olvídate de los clásicos rosa para las niñas y azul para los niños, ¡hay todo un mundo de colores esperándote! Se han escrito ríos de tinta sobre la psicología del color y los beneficios que cada tonalidad puede aportar en nuestro estado de ánimo y creatividad, así que utiliza las propiedades en tu beneficio. Cada edad o momento en el crecimiento de tu pequeño príncipe puede requerir el uso de un color u otro.
 
Cómo escogerlo
El tamaño de la habitación será un factor a tener en cuenta a la hora de escoger los colores de ésta. Olvida el mito de que una habitación pequeña solo puede ir pintada de blanco. Mientras sea de un color claro, te aportará luminosidad y amplitud a la estancia. Otro truco para estirar metros cuadrados es pintar el techo y las paredes del mismo color, ya que los límites de estos se difuminan visualmente y la habitación parecerá más amplia. Por el contrario, para hacer que una habitación demasiado grande se vea más acogedora, crea contraste entre las paredes y el techo pintando este de blanco. Según sabemos por las teorías de psicología del color, jugar con las diferentes tonalidades puede beneficiar el aprendizaje de nuestros hijos o favorecer cambios en los estados de ánimo, así que atrévete y pon color en sus habitaciones, las estancias donde pasarán largos ratos jugando y desarrollando su imaginación.

Añadir nuevo comentario