Skip to:

El sueño del bebé (y de sus papás)

Para muchos papás, uno de los caballos de la batalla es el descanso, tanto del bebé como el suyo. Te damos algunos consejos para que tu y tu pequeño consigáis las horas de sueño que merecéis.
 
A los bebés, sobre todo después de las seis primeras semanas, también hay que acostumbrarles a una rutina. La noche es el momento para descansar, así que debes intentar evitar siestas tardías, dejando como mínimo 4 horas entre la última siesta y la hora de dormir. 
 
Crea el entorno adecuado para que el bebé descanse. Una habitación con buena ventilación, que el colchón no sea demasiado blando y que conserve la temperatura ideal, sin demasiado calor. También debe ser un lugar tranquilo, silencioso y con poca luz.
 
Durante las horas de sueño hay que dejar que descanse. Debe acostumbrarse a dormir solo, así que si se despierta y llora, debes intentar aguantar levantarlo a no ser que llore mucho. Tranquilizarlo dándole el pecho o biberón puede ser un problema si lo coge por costumbre, así que mécelo en su cuna o cógelo en brazos un rato hasta que se calme.

Añadir nuevo comentario