Skip to:

Cómo vestir a bebés y niños en verano

vestir bebes verano

Se acercan las altas temperaturas del año y pueden surgir dudas de cómo proteger a nuestros pequeños. Te damos algunos consejos.
 
El mejor termómetro será tu propio cuerpo. El calor que experimentan los bebés es el mismo que los niños o los adultos, pero hay que evitar que los bebés suden ya que su piel no transpira igual de bien. Al ser tan fina, la piel no les protege de la temperatura ambiente tan bien como a los adultos, sobre todo en sus primeros meses de vida, y esto les puede provocar malestar e incluso irritaciones cutáneas.
 
Pese a que a los bebés no les dé el sol directo e intentemos mantenerlos a la sombra, no debemos abrigarlos en exceso para evitar que suden. Para ello es mejor vestirlos con ropa ligera de algodón y evitar fibras sintéticas. Vestiditos ligeros, camisetas de colores claros y pantalones cortos serán los mejores aliados.
 
En los meses de más calor, de junio a agosto, estando en casa puedes dejar a tu bebé en pañal. Sólo hay que controlar que no estén expuestos a corrientes de aire o aires acondicionados para evitar catarros o que cojan frío.
 
Protege la cabeza del bebé con gorritos y así evitarás la exposición directa del sol y sus consecuencias: golpes de calor, insolaciones o quemaduras en la piel. También debemos tener en cuenta que los rayos ultravioleta afectan a sus ojos, así que si va a estar al sol intenta protegerle con unas gafas de sol especiales para bebés.
 
En cuanto al calzado, es posible que los pies les suden, así que se recomienda ponerles unos calcetines de algodón con los zapatos e incluso librarlos de los zapatos totalmente para que vayan más ligeros.

Añadir nuevo comentario